¿Qué significa ser feliz hoy en día?

 

Durante las pasadas semanas, me he dedicado un poco (quizás un poco demasiado) a describir un fenómeno que pienso esta llevando por el mal camino a la nueva sociedad. El fenómeno del positivismo mal direccionado y la afición, cada vez mayor, de dedicar nuestro tiempo a postear felicidad comprada o seguir, cual fieles religiosos a los gurus de la motivación. Lo que me llevó a la siguiente pregunta lógica, si es que no estamos felices ¿Qué significa ser feliz hoy en día?

 

 

 

Mejor preguntarse de otra forma ¿Qué ha buscado la humanidad desde sus comienzos, que ha sido llamada felicidad para cualquier cultura, nación, epoca? Creo que se resume en unas cuantas cosas puntuales: Tener suficiente alimento, tener un buen sustento (llamese casa, vestimenta), tener una buena familia tener buenos amigos y el sentimiento de que lo que hacemos, en lo que trabajamos tiene un sentido y estar orgullosos de ello ¿No es ese el fin de todo ser humano?

 

 

 

Y ¿Porqué cuesta tanto conseguirlo? Miremos lo que pasa hoy y vayamos paso por paso. Si bien hay millones que pasan hambre, podriamos decir (por lo menos de una clase media) que hay suficiente alimento. ¿Tenemos buen sustento? Yo diria que si, no conozco a nadie que por lo menos no tenga un techo sobre la cabeza. Vuelvo a decir, hay millones que no lo tienen y eso es preocupante y jamás debemos olvidarlo, pero es otro tema que no lo voy a tratar hoy. ¿Tenemos familia? Casi todas si y mas que nunca tenemos la posibilidad de estar siempre conectados con ella. Tenemos amigos. Nadie puede decir que hacer amigos hoy en día, no es mas facil que nunca. ¿Tenemos trabajo? Si bien es un tema eterno, de una u otra manera hay trabajo.

 

 

Entonces ¿Porqué no somos felices?

 

 

Si bien tenemos alimento, no sabemos apreciarlo. Lo damos por sentado y nos quieren convencer de dietas magicas, a hambrunas para quepar dentro del esteorotipo que otros han impuesto. Si bien tenemos sustento, nos olvidamos de ellos y damos por sentado que es un derecho, cuando en la naturaleza la palabra derecho no existe. Tenemos la oportunidad mas que nunca que estar con nuestros padres y hermanos, pero creemos el cuento de que hacerlo es anticuado y en vez de confiar en nuestras familias, nos quieren convencer que pasar tiempo con ellas es “aburrido”. Podemos tener muchos amigos en redes sociales y presumir en mil fotos de los felices que somos y los mil viajes que hacemos con ellos, pero a la misma vez cuando mas los necesitamos son pocos los que extiende la mano. Podemos tener trabajo, pero nos han hecho creer que de ello depende nuestra felicidad. Haciendonoso creer que solo con la palmadita de un jefe, se cumple nuestros deseos y es el fin de todo ser humano.  

 

 

Tenemos las mejores oportunidad para ser felices y ¿porque no lo somos? Es dificil de responder, pero pienso que lo mas sencillo termina siendo lo mas natural y nos hemos envuelto en una manto de cosas que no necesitamos, apartandonos de nuestra esencia natural.

 

 

 


POSITIVISMO TOXICO

 ¿Puede ser el positivismo algo toxico? Junto con la inundanción de asesoría motivacional, he visto en estos meses una verdadera avalancha de mensajes “positivos”. Muchos o miles, postean, suben fotos a la red, escriben sus mejores pensamientos. Vemos a chicos, escolares, universitarios dejando filosfías de la vida y diciendo que todo si se puede. Hacerlo es fácil, basta con tomarse una foto, sonreir, subir la foto, escribir algo positivo (o copiarlo) y ya esta, hemos dejado una huella positiva. ¿Hay algo de malo en esto? Para nada, vivimos en mundo semi-libre y todo el mundo puede hacerlo. Pero, ponganmonos a reflexionar un momento. ¿Es verdad todo lo que vemos? ¿Es oro todo lo que reluce?

 

La gran ventaja y desventaja del internet, es que da el acceso a cualquier persona. Sea que esta merezca ser escuchada o no. ¿Qué pasa cuando arrojamos un roja pesada a un rio caudaloso? A pesar del peso, es arrastrada por la corriente de agua. Cualquier intento por detenerla es imposible. El tener un pensamiento critico hoy es casi imposible, viviendo en una burbuja de “positivismo”, donde cualquier que piensa lo contrario es bombardeada. El simplemente decir “Hay que luchar” se interpreta como fracaso, arrojandonos frases como “Deja de pensar negativo” , “El exito es lo que unico que debes pensar” “Piensa positivo” “si se puede” ¿Tienen valor cuando sabemos que vienen de personas que no cumplen lo que predican?

 

Recuerdo una escena de una pelicula muy conocidoaque pienso bien, resume lo que quiero decir. El, un joven aprendiz, deseoso de agradar a su maestro recoge las medallas de valor en campo de batalla de su maestro, las envuelve en un marco bonito, pensando que su maestro estaría deseoso de colgarlas en la pared y mostrarlas a todo el mundo. Su maestro al verlo, se sorprende y le pregunta porque ha hecho eso. Su estudiante, algo sorprendido le dice “Para que usted sepa que tuvo valor”, su maestro, sonrie por la ingenuidad de su alumno y le da una lección magistral. “Aqui sabes que tienes valor” y lo dice señalando su corazón “las medallas solo dicen que tuve suerte”.

 

¿Necesitamos gritar al todo el mundo que somos positivos? ¿Necesitamos verdaderamente escuchar sin cansancio que todo si se puede, cuando sabemos que no es verdad? ¿O tendremos el valor de verdaderamente vivirlo y sentirlo?

 

Creo que debemos de dejar de adornar el escaparate impuesto por otros, a vivir verdaderamente la alegría que tenemos en nuestro corazón. Cuando una persona es feliz, lo es, no lo tiene que gritar al mundo en posteos ni frases que no cree. Quizás el gran problema radique ahí ¿Que significa ser feliz hoy en día? Reflexionare un poco de esto en mi proximo blog.


fenomeno motivacioal

 

 

Es una palabra actual y que la vemos en todos los sitios, articulos, talleres, empresas y hasta en los colegios. Hay que tener empleados motivados, la gerencia debe estar motivada, hay que motivar a los chicos. Se ha creado incluso un negocio de la motivación. Hay seminarios, motivadores profesionales, “coachs” de motivación. Libros, revistas. En fin, esto me ha llevado a preguntar ¿Es qué tan desmotivados estamos que necesitamos esta avalancha de motivación? De ser así, que esta yendo tan mal que sea necesario un cruzada de la motivación y por quienes.

 

 

Entiendo el sistema de la motivación, como un proceso que se debe empezar cuando falta algo en la vida, ya sea una visión, una meta, quizás una ilusión. Cuando uno se decae o se deprime. Es en esos momentos donde necesitamos una mano amiga, la familia que nos ayuda, el amigo que nos levanta, el profesor que nos corrige. Pero, un fenomeno a masa mundial donde donde el mundo necesita un motivador o asistir a charlas motivacionales me es nuevo y alarmante.

 

 

Me he puesto a pensar un poco al respecto y me llegan dos cosas a la cabeza, primero que es un problema de lujo. En el pasado, con guerras, crisis economicas, problemas politicos y existenciales, no había tiempo para “desmotivarse”, no es que fuera mejor sino que es un simbolo de lo bien que en realidad se esta en muchos aspectos (no es que todo este bien, todo lo contrario pero el sector social que busca con ahínco la motivacción suele ser el sector social que en general no le va tan mal) y lo segundo, es que esta motivación quizás pretenda llenar un vacio existente y que al final se convierte en el verdadero fenomeno de toda esta situación ¿Que vacio existe que motiva a las personas a buscar con desesperación motivarse? Cuando todo el mundo habla de superación, las redes sociales estan llenas de palabras celebres y oraciones, fotos felices de personas superandose, estamos invadidos por mensajes positivos, gente motivada uno podría decir que todos estan felices y sin embargo, el negocio de la motivación, de la superación, del pensamiento positivo se vende como pan caliente. Si todo ya bien la pregunta es entonces ¿Por qué las personas lo siguen buscando?

 

Pensemos un momento ¿Cual es la verdadera razón detras de todo esto?


ESPAÑA … UNA LECCIÓN

 

Dado mi cercanía con España, donde he encontrado personas maravillosas y donde he empezado mi carrera de escritor, siendo el primer país que me abrió las puertas, me tomo la libertad de hacer un comentario sobre la situación general, desde mi humilde modo de ver las cosas y la pregunta que me hago es ¿Hacia dónde va España?

 

 

No pretendo hacer una reflexión sobre el pasado o el futuro, sino la realidad y ver que es lo que podemos aprender. La verdad es que España (todas las cifras lo indican) está viviendo y vivirá una crisis económica catastrófica. Espero que no. Pero no es más que la consecuencia de una crisis política, social y moral. España no se ha escapado de la trampa que le fue tendida y que ha recibido con los brazos abiertos.  

 

 

El país no ha escapado ni del influjo moderno, ni de la influencia moral actual. Se ha preocupado en poseer y no en crear. Se ha dado a la diversión del dinero fácil, no invirtiendo a largo plazo y se ha metido en una serie de discusiones políticas y sociales, que parecían enterradas ya. Quien decide vivir en el pasado y solo mirando el lado negativo de las cosas, está destinado a volver a vivir el pasado y vivir aquello negativo que ha cultivado.

 

Quizás (digo es un decir), la gloria del equipo de fútbol y el deporte han hecho creer algo que en verdad no existe. He visto un discurso del presidente de gobierno y me digo ¿Este Sr. ¿En qué país vive? No hay nada de magia en los asuntos de gobierno, ni alquimia en la economía. Se mira a Alemania como los malos de la película, cuando son aquellos que malgastaron el dinero, aquellos que cometieron corrupción, aquellos que han pensado más en partidos que en la nación los responsables.

 

 

España, sin duda no está sola, hay muchos países que han caído en esta trampa y la pregunta es ¿Cómo se podrá salir? y habra la volunta de hacerlo?

 


PANDEMIA MORAL