DIGNIDAD

El día sábado leí un artículo por motivos de las elecciones presidenciales en el Perú. El articulo ponía sobre el tapete una palabra muy adecuada: dignidad.

 

 

El artículo decía que elegir a Keiko Fujimori como presidente del Perú era no tener dignidad. Y tenía mucha razón. Expuso además dos ejemplos muy claros sobre situaciones en las que una nación debió de actuar diferente ¿Cómo es posible que un país pida a una persona extranjera que sea dictador de su propio país? ¿Dónde se ha visto, que mujeres de un país quieran casar de inmediato a personas que invadieron y mataron a sus propios esposos e hijos?

 

El articulo pone el dedo sobre la llaga de un pasado vergonzoso que pretendemos olvidar pero que sigue presente.

 

 

El fujimorismo ha demostrado ser lo peor de la raza humana. Personas que no les ha importado robar, estafar, matar (el caso La cantuta), sobornar, esterilizar forzosamente, destruir el futuro de los jóvenes estafándolos con una educación paupérrima, reducir el avanza del Perú desde 30 años, impedir el desarrollo, mentir, acciones delictivas, espionaje, torturas. Puede que muchos quieran olvidarlo, pero eso es el fujimorismo. Personas que compran votos con polos y tapares. Una banda de criminales que han destruido al Perú. ¿Y cuál es su recompensa? Que sigan entrometiéndose, que sigan dictando los destinos del país. Pero no nos engañemos, el Fujimorismo no son unos cuantos, sino todos aquellos que no tienen ni memoria, ni respeto por si mismo, ni dignidad. Es como si invitáramos a una persona a nuestra casa, esa persona nos roba, nos pega, viola a nuestras hijas y nos tira a la calle. Esa misma persona regresa y nosotros le volvemos a abrir las puertas de la casa, le volvemos a poner un plato de comida y volvemos a dejar que nos abusen.

 

 

Sin embargo, no hay que engañarnos. El hecho de que la hija del dictador siga por tercera vez en carrera y este quizás a punto de ser presidente solo demuestra de la gran mayoría de peruanos, que eso es lo que son. Votar por Fujimori es no tener dignidad ni respeto de uno como persona.

 

 

Por ahí escuche muchos comentarios que decían, con dignidad no se come. Solo puedo decir, que pensemos un poco. Pensemos como nación. A nivel de nación, es con ese tipo de ideas que se forjan sociedades fuertes, desarrolladas, orgullosas de verdad. En el mismo momento que alguien contesta que la dignidad no es importante, solo puede decir que ha fracasado como nación y como persona. Y el destino de aquellos, es por ser siempre sirvientes de aquellos que los golpean.

 

 

Y ese es el destino que la gran mayoría de peruanos quieren elegir.

 


debate

 

Ayer el debate, esperado por no se quien, entre los dos candidatos a la presidencia del Perú se realizó. La verdad que el resultado solo puede sorprender a los mas incautos, que aún piensan que algo propondrán o que este debate iba a ser un cambio.

 

 

Por un lado tenemos a la hija de un corrupto dictador, criminal, que abuso de su poder, cometiendo crimines a diestra y siniestra (como el asesinato de la cantuta o las estirilzaciones forzadas). Se dice que acabo el terrorismo, nada mas lejos de la realidad. Convirtio al Perú en un estado temoroso de su poder y su “unico” logro fue la gloablización, abrir las puertas y vender el Perú a peso de ganga en vez de originar su desarollo. Destruyo el sistema educativo, sabiendo que una juventud pensante jamás permitiria su gobierno. Los últimos treinta anios no ha sido más que Fujimorismo encubierto o descarado y este es el Perú que tenemos

 

 

¿Y aún asi hay gente que quiere votar por Keiko Fujimori?

 

 

Del otro lado, un profesor que ni en sus mejores sueños penso estar donde esta. Que entiende la politica como un medio para protestar. Que, victima de su necesidad o de su ideología ensalsa al comunismo como la solución, que no tiene propuesta concretas y que basandome en su plan de gobierno nombre a Fidel Casto y Nicolas Maduro como referentes a seguir. Puede que tenga buenas intenciones (le doy el beneficio de la duda) pero su ideologia y su manera de pensar, anclada en el siglo pasado no es lo que el Perú necesita.

 

 

¿Y aún asi hay gente que piensa votar por Pedro Castillo?

 

 

No nos enganemos, el pueblo peruano ha vuelto a ponerse el mismo la soga al cuello, incapat de pensar mas alla de un futuro incierto, anclado en odios e idelogias, en separaciones y luchas de clas (en todos los estratos sociales, tan culpables es el “rico” como el “pobre”), el mismo pueblo peruano nos ha puesto en esta situación.

 

Yo siempre he apostado por la “tercera via”. Pero de eso hablare en otra articulo.

 

 

Hoy por hoy solo queda una acción, si es que hay algo de dignidiad. No votar por ninguno de los dos.  

 

 


significado de felicidad